Páginas vistas en total

martes, 12 de julio de 2011

Aristegui fuera de MVS y José Cárdenas difama a Fernández Noroña impunemente


H. E. Cavazos Arózqueta
(@HECavazosA)

Despidieron a Carmen Aristegui por "transgredir el código ético" de la radiodifusora MVS. Los ejecutivos de esta empresa argumentaron que fue a resultas de que la periodista presentó y difundió como noticia el rumor de que Felipe Calderón es alcohólico. También, añadieron los mismos, extinguieron el contrato laboral de ésta a causa de que no le ofreció a este último una disculpa pública, misma que, según Lydia Cacho, fue redactada en Los Pinos. La periodista escribió en Twitter: "Hablé por teléfono con ellas: staff de #Aristegui.la carta de disculpa fue escrita en Los Pinos,Carmen no accedió a leerla al aire", y "Sostengo mi sospecha y la del equipo de Carmen de que hubo presión de los Pinos. SI, SI le dieron una carta que se negó a leer". Gravísimo el contenido de los "tweets" anteriormente citados.

Tres cuestiones son graves en este asunto:

1) MVS justifica el despido de Aristegui con una falacia. Y es que la otrora conductora del noticiero matutino de 102.5 FM jamás hizo de un rumor una noticia. ¿Cuál era la noticia? La noticia era la siguiente: "la sesión de la Cámara de Diputados fue suspendida después de que legisladores del PT se manifestaron al pie de la tribuna en contra del gobierno de Felipe Calderón". La nota no versaba sobre el posible alcoholismo del inquilino de Los Pinos; incluso, Carmen, dijo: "no podemos corroborar, no hay información específica que nosotros dispongamos de ella para saber si efectivamente el Presidente de la República tiene o no problemas de alcoholismo”. Y jamás se afirma si el jefe del Ejecutivo tiene tal problema de salud. La Sra. Aristegui simplemente se cuestiona: "¿tiene o no problemas de alcoholismo el Presidente de la República?” Y concluye: “debería la Presidencia de la República dar una respuesta nítida, formal, al respecto”. Y creo que sí debería hacerlo, pues, como se dice, mientras Calderón siga callando si es o no alcohólico, seguirá otorgando. Ya cada quién creerá lo que quiera.

2) Considero gravísimo que el gobierno federal, probablemente, haya ejercido presión sobre la empresa MVS para que ésta despidiera a Carmen Aristegui. Y no me sorprendería que sí lo haya hecho. Porque hay pruebas de que se ha atentado contra la libertad de expresión. Aristegui ya ha sido doblemente víctima de la censura. Manuel Espino, ex dirigente nacional del PAN, también se quejó de este problema. Y así lo hizo: "lamentable que desde adentro de Acción Nacional se atente contra la libertad de expresión". Entonces, tenemos a una opositora ideológica que ha sufrido dos veces esta afrenta contra dicha Garantía Individual fundamental, y a un correligionario del partido que gobierna al país. ¿Hubo o no presión de Los Pinos? Yo creo que sí.

3) No hay justicia. Ayer el periodista José Cárdenas hizo todo aquello por lo que la ex conductora de MVS perdió su trabajo: hizo del rumor del probable alcoholismo de un familiar del diputado Gerardo Fernández Noroña una noticia. Luego no le otorgó el derecho de réplica a este último para que respondiera a las injurias dichas por su diputada suplente, Alma Velázquez. Incluso el conductor de Radio Fórmula escribió lo siguiente en Twitter: "su hermana es alcohólica, y ella conducía su auto durante su campaña, entonces de que se queja: Alma Velazquez, dip. suplente de Noroña", "@fernandeznorona ahí te hablan... tu suplente dice que tu hermana es alcohólica, y que la dejabas manejar tu auto... y no sacó una manta". Dice estas cosas y sigue conservando su trabajo y desatando campanas de difamación, como lo dijo Julio Hernández López, en la misma red social. ¿Y si el Sr. Cárdenas hubiera hablado así de los probables vicios del hermano de Felipe Calderón? Podrá argumentar el columnista de El Universal que el sólo citó a la diputada suplente de Fernández Noroña. Sí, así lo hizo. Sin embargo, Aristegui sólo habló sobre la leyenda escrita en una manta, hizo una pregunta y perdió su trabajo. Además no intentó provocar a nadie.

¿Hay ética en los medios de comunicación? No. Casi todos están comprados y trabajan al servicio del gobierno federal. De hecho, en México, se lleva a cabo, por medio de la mayoría de los encargados de informar a la sociedad, un embrutecimiento colectivo, una represión informativa, un embuste masivo, una manipulación de conciencias a gran escala. ¿Quiénes realizan esta atrocidad? Gente como José Cárdenas, entre otros que trabajan para Televisa, TV Azteca o Milenio Noticias. Y no me opongo a estas empresas solamente porque critiquen a políticos, movimientos o personajes con los que yo comulgo. No critico al Sr. Cárdenas por haber cuestionado la manera de actuar del petista en cuestión. No. Lo critico por atacarlo. Pues ¿que se deben criticar ciertas formas del diputado Fernández Noroña? Evidentemente, sí. Yo lo he hecho. Incluso se le debe criticar fuertemente. La crítica es constructiva. No obstante, no se le debe atacar ni se le debe difamar o injuriar como se le ha venido haciendo. Los ataques ya son una exageración, ya no logran nada, sólo despiertan campañas de odio. Lo más importante, creo yo, es que sigamos creando conciencia quienes nos dedicamos a esto de forma honesta.     

No hay comentarios:

Publicar un comentario