Páginas vistas en total

lunes, 11 de julio de 2011

Calderón se mofa de la soberanía nacional




H. E. Cavazos Arózqueta
(@HECavazosA)



Desde antes de que empezara el sexenio, con el fraude, y a lo largo de aquél, el jefe del ejecutivo federal ha manifestado su desvergonzada indiferencia hacia la soberanía nacional. El artículo 39 constitucional reza:

LA SOBERANIA NACIONAL RESIDE ESENCIAL Y ORIGINARIAMENTE EN EL PUEBLO. TODO PODER PUBLICO DIMANA DEL PUEBLO Y SE INSTITUYE PARA BENEFICIO DE ESTE.

Por lo que tomando en cuenta que hubo un fraude electoral, fácilmente se puede entender que el poder público emanó de la oligarquía, no de la voluntad popular; y pues claro, en ningún momento se instituyó este gobierno en beneficio del pueblo, sino en el de unos cuantos potentados y en el de la elite del gobierno.



Luego, si consideramos que un Estado soberano es aquél cuya relación con otros poderes es de supraordinación, ¿dónde está la soberanía del nuestro si éste se subordina al duopolio televisivo, al mercado y a los intereses de la mafia del poder?



Por último, soberanía también es la facultad que tiene una nación de autodeterminarse. Sin embargo, en nuestro caso, dicha facultad se puede perder a causa de una posible intervención militar de Estados Unidos. Y es que con la necedad del Poder Ejecutivo de establecer el mando único policial, está abriéndole las puertas al imperialismo "yankee". Más adelante veremos porqué.



Esta semana, gobernación, reveló que uno de cada cinco municipios estaba tomado por el crimen organizado. Incluso, hay estudios que incluso dicen que ya son ochocientos las entidades municipales controladas por el narcotráfico. Estas declaraciones si hicieron para presionar al congreso para que apruebe esta iniciativa autoritaria. Pero al hacer esta presión no contemplan lo que puede suceder: una intervención militar estadounidense como en Colombia.



En los últimos meses, Hilary Clinton, se ha encargado de comparar a México con la Colombia de los ochenta. Habla de que el "narco" esta convirtiéndose en una fuerza insurgente, como lo fueron y lo son las FARC. Esta declaración la desmintió México argumentando que al crimen organizado no se le puede considerar como una fuerza rebelde, pues no pretende ocupar el poder. Pero, si el secretario de gobernación habla ahora de que tienen el control de cientos de municipios, ¿no acepta tácitamente que el narcotráfico sí busca, en efecto, el poder político?



Ese tipo de declaraciones, que ponen en riesgo la soberanía, se hacen simplemente por soberbia política, terquedad. ¿Qué no le ha quedado claro al Poder Ejecutivo que la violencia no ha sido ni será la solución para este problema?



No podemos permitir que nos suceda lo que a Colombia, que nuestro gobierno, muy similar al del asesino Uribe, prostituya nuestro territorio, y a Latinoamérica, permitiendo que se establezcan bases militares gringas, carajo. Nuestras autoridades nos han quitado libertades, no han logrado establecer ni la paz ni la justicia; que no nos quiten lo poco que nos queda de soberanos. Hay que impedirlo; hay que crear conciencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario