Páginas vistas en total

lunes, 11 de julio de 2011

De AMLO y de los radicales


H. E. Cavazos Arózqueta
(@HECavazos)

Ya lo dijo Aristóteles, que, entre otras cosas, cualquier cualidad virtuosa que se ejerciera de forma desmedida habría de considerársele como vicio y no como virtud. Y mucha razón tenía el sabio griego en lo concerniente al justo medio. Es un hecho que los extremos son pésimos; y opinar, apoyar, confrontar, radicalmente a AMLO, no es la excepción. Y es que radicalizar el movimiento ó la ideología de López Obrador, solamente lo vicia y la transgrede.

A causa de esto, quisiera expresarle, tanto a los reaccionarios de la ultra derecha, como a los revolucionarios de la extrema izquierda, mi opinión en cuanto a sus posturas. Esto he de hacerlo a resultas de que he vivido y he sido testigo de cómo las ideas y opiniones radicales que se han forjado simpatizantes y detractores de Andrés Manuel dañan al futuro político de México.

1.- A los de derecha

(1) casi todas las opiniones en contra de López Obrador emanan de Televisa, Tv Azteca, Milenio, Reforma, el Economista, etc. Estos son los medios de comunicación más influyentes de México y, por desgracia, están vendidos o pertenecen a una oligarquía corrupta, ambiciosa y embustera;

(2) es mentira que Andrés Manuel esté en contra de la iniciativa privada o de la Iglesia; por supuesto que si en las próximas elecciones gana, no habrá de desatarse una oleada de expropiaciones ni se abolirá la propiedad privada ni arderán todas las iglesias ni decapitarán a los miembros del gobierno actual;

(3) entre Chávez, Castro y AMLO, hay enormes diferencias; Castro inició una revolución como comandante, la ganó y se quedó en el poder por medio de la fuerza militar; siempre se promovió con la bandera del marxismo-leninismo. Chávez, otro militar, golpista incluso, también se ha considerado a sí mismo como socialista. Incluso el dogma de su gobierno es el intento de conquistar la revolución bolivariana e instaurar el socialismo del siglo XXI.

(4) López Obrador jamás se ha considerado un socialista ni comunista. Él simplemente busca la jefatura del Poder Ejecutivo, por medio de la democracia, para cambiar el terrible modelo económico y deslindarnos del injusto e infame Tratado de Libre Comercio.

(5) el propósito político que se busca alcanzar con el movimiento de Andrés Manuel López Obrador es la instauración de un Estado de Bienestar, cuyo poder sea mayor al del mercado -en la actualidad éste tiene casi el mismo poder que aquél-; un Estado que sí tenga la finalidad de lograr un bien común para todos sus gobernados; un Estado soberano y pacífico, que progrese y crezca día a día.

2.- A los de izquierda

(1) para defender al marxismo se debe saber que el propósito de esta filosofía, entre otros, es la desaparición de clases sociales; objetivo que, al discriminar a ciudadanos de la clase alta llamándolos "pirruris", al estigmatizar a los empresarios y a la iniciativa privada, se contradice, pues no se logra más que preponderar la falta de equidad que hay entre los ciudadanos mexicanos, mediante ignominias, calumnias e insultos, generando una reciprocidad con aquellos que se opongan a dicha ideología de estos.

(2) Llevar una máscara de ideología extrema y radical que esconde una identidad acomplejada, débil y patética; basarse en estúpideces, incoherencias e insensatecez; dejarse manipular, "titerear" y engañar, no trae nada bueno, al contrario:

(3) daña gravemente al gobierno legítimo, pues es a causa de esto que AMLO y sus simpatizantes tienen fama de rojos, de chavistas, de castristas; y esa reputación ha influido al grado en que hoy en día Andrés Manuel no encabece las encuestas.

Y (4) AMLO nunca se ha considerado ni socialista ni anarquista ni comunista. Pues él es lo suficientemente culto como para saber que esas tres ideologías, que como ética, o principio, sí son bellas, pero pragmácticamente nunca existieron y hoy en día existen como anacronismos políticos.

Para que este 2012 gane el movimiento de AMLO, y que con él ganemos todos, debemos de apoyar cívica y pacíficamente, debemos de defender con lealtad y fuerza su nombre y su imagen. Es imperativo luchar, por que se le gane al PRI y al PAN, con justicia, templanza, fortaleza y prudencia, virtudes de las cuales los candidatos de esos partidos carecen. Para que Andrés Manuel López Obrador sea presidente de México debemos crear conciencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario