Páginas vistas en total

martes, 12 de julio de 2011

La victoria de Aguirre: de los males, el menor



H. E. Cavazos Arózqueta
(@HECavazosA)


Al momento que golpeo estas teclas la victoria de Aguirre no se ha confirmado. No obstante, este último, aventaja al candidato priísta, Manuel Añorve, por 124 mil votos. Ha sido una jornada electoral que ha levantado polémica. Parece ser que al concluir esta misma habrá un sin fin de inconformes; además, simpatizantes de todos los partidos. ¿Por qué? Porque el PAN bien se pudo haber abstenido de participar en la elección; porque algunos perredistas se oponen a que el candidato del Sol Azteca sea un "recién nacido" perredista; porque los priistas estaban seguros de que se iban a llevar la victoria; en cambio, un sector de la clase política celebra, incluso de forma soberbia, el probable triunfo de la coalición Guerrero nos Une en los comicios en cuestión. ¿Quiénes? El Gobierno Federal, "Los Chuchos", Marcelo Ebrard, Camacho Solís y la cúpula del PAN.

¿A qué se debe la alegría de los recientemente enumerados? A que todos estos, Ebrard tal vez no, impulsan una alianza entre Acción Nacional y el Partido de la Revolución Democrática para contender en las próximas elecciones, que se llevarán a cabo este año, en el estado de México. ¿Y qué es lo que están haciendo? Lo que mejor saben hacer: manipular al electorado progresista mediante sus lenguas llenas de ponzoña y embustes. Pues lo que están diciendo es que la victoria del PRD se debe a que este último contendió aliado al PAN; que sólo así se puede derrotar al PRI y, más específicamente, a Peña Nieto. Sin embargo, esto último es una falacia. No hubo tal alianza. Lo que sucedió fue que el candidato de Acción Nacional declinó en favor del PRD. Simplemente eso.

Y es que aunque Ortega, esta vez sí diciendo la verdad, se jacte de haber vencido a la oligarquía, no nos debemos dejar engañar. Pues este hombre hizo del partido que dirige un comité administrativo de los negocios de la misma y del Gobierno Federal. No podemos caer en sus mentiras. El PRD "Chucho" no porta la esperanza, ni la promesa, de transformar a México, de regenerarlo. Los integrantes de Nueva Izquierda fungen como proxenetas que controlan la prostitución política e ideológica. Además de que son los culpables de perder todos los estados perredistas por antonomasia, dividir al partido y perder a una cantidad considerable de afiliados. "Los Chuchos" no son la mejor alternativa, jamás lo serán. Porque mienten, venden al partido y manipulan a sus simpatizantes. ¿Cómo pueden insistir en que hubo una alianza en Guerrero?

Hasta ahora, el panista Marcos Efrén Parra lleva 1. 7 % de los votos a su favor. No es nada, estoy de acuerdo. Pero es algo. Además, los simpatizantes del PAN no creo que hayan obedecido sumisamente a su candidato y salieron a votar por el PRD. Ellos no son así. ¿Qué es lo que hace normalmente un panista cuando ve que su partido no tiene posibilidades? Lo de siempre: dan su "voto útil" por el PRI, por todos menos por los "comunistas del PRD". Esa es la filosofía de la mayoría. Por lo menos de todos los que yo conozco. Por lo que opino que la declinación de Parra en favor de Aguirre no fue determinante para la victoria de éste último (si esta llegase a suceder). Entonces, ¿dónde está la alianza? Ruego a los "Chuchos" que no sean, a parte de pusilánimes, escuálidos, vendidos, de ideología promiscua y siervos de la mafia, falaces. En Guerrero no hubo alianza. La coalición Guerrero nos Une estaba conformada por el PRD, el PT y Convergencia. ¿Dónde está el PAN?

Por otro lado, me opongo al sector de la izquierda que repudia, o repudie, la victoria de Aguirre. Incluso diferiría con López Obrador, político con el que simpatizo, si éste lo hiciese, como lo han hecho varios simpatizantes del mismo. ¿Con qué razón? A causa de que si bien el futuro gobernador de Guerrero lleva menos de un año en el PRD; no obstante, no creo que la solución hubiese sido votar por Parra o Añorve. Consecuentemente, pienso que no existe un cambio que se le hubiese podido hacer al resultado de estas elecciones que pudiera haber sido más favorable para la verdadera izquierda. 

Resumiendo, no da mucha confianza la tal vez victoria de Aguirre en Guerrero a resultas de los políticos que lo apoyan. Empero, creo que hubiese sido más alarmante otra victoria del PRI. Ergo, el conflicto ideológico no radica en que la izquierda no triunfó. Se sabe que el muy probablemente gobernador electo no es izquierdista. Mas la interrogante no debe ser: ¿Aguirre es de izquierda?, sino, antes, tomar en cuenta que tanto éste como Añorve son malos y que ambos tienen un sinfín de defectos; entonces cuestionarse: ¿quién es el peor de ellos? En mi opinión: el del PRI.

En conclusión, el pueblo de Guerrero demostró estar conformado por mexicanos conscientes que no quieren al PRI. La gente de las zonas rurales, afirmó Aguirre, salió a votar. Y ellos son los que están con AMLO; ellos son los de abajo que se están organizando. Por ellos luchamos, por ellos ganaremos. Esa parte del pueblo mexicano es la manifestación expresa de que la izquierda está fuerte, y puede sola, sin la derecha, sin el gobierno, sin los potentados. El PRD en alianza con el PT y Convergencia son capaces de derrotar al PRI, a la mafia política, sin la ayuda del PAN. Y así debe ganar en Edomex y, el próximo año, las elecciones presidenciales. Con un candidato que represente a todas las izquierdas de verdad, a un candidato que forme parte del Movimiento de Regeneración Nacional. Sólo así ganaremos, sólo así salvaremos a México. Sigamos creando conciencia.    

No hay comentarios:

Publicar un comentario