Páginas vistas en total

martes, 12 de julio de 2011

Millones a la campaña príista en Edomex. Migajas para el pueblo mexiquense



H. E. Cavazos Arózqueta
(@HECavazosA)

El crecimiento demográfico imparable del estado de México requiere, urgente mente, de la realización de programas de desarrollo social; legislaciones para llevar a cabo políticas sociales y sindicales; invertir en la educación; otorgar más servicios públicos, subsidios, estímulos fiscales a pequeños y medianos empresarios; cobrar más impuesto a las grandes industrias y corporaciones; instaurar un Estado Benefactor en el cual impere la ley, no la impunidad, que tenga como cimientos valores y principios basados en la humanidad, la paz, la libertad, la equidad, la justicia, la fraternidad.

A resultas de lo anteriormente mencionado, se imaginaría uno que el gobierno del estado de México destina la mayoría de sus recursos para llevar a cabo las políticas anteriormente mencionadas. Uno esperaría que las administraciones priístas, que han instaurado su ‘dictadura perfecta’ a escala, que lleva ya 82 años en el Palacio de Gobierno de Toluca, se han preocupado por el pueblo mexiquense y procurado el bienestar de éste. No obstante, no lo han hecho. Hoy van millones al duopolio televisivo para que el mandatario de Edomex acapare las pantallas; van millones a la campaña de Eruviel Ávila, candidato del PRI para la gubernatura de la entidad multimencionada; van millones para algunos empresarios; van millones para ‘la maestra’ Elba Esther, su partido y su sindicato; pero para el pueblo solamente migajas.

¿Por qué sigue votando la gente por el PRI? Principalmente, por cinco razones: la compraventa de votos; la inmensa ignorancia; la preocupante desmemoria mexicana; Televisa; y, por último, la ideología. Todo esto es notable, actual, físico, palpable. El caso de la camioneta de Televisa que repartía despensas durante un acto proselitista a favor de Eruviel Ávila; la gente que durante un mitin de este último lo ignoraba, no sabía ni quién era; los niños haciendo banderitas para un evento del PRI; los miles y miles de acarreados; el clientelismo de los gobiernos priístas de siempre.

El Edomex debe cambiar su gobierno. Es hora de que los mandatarios mexiquenses dejen de usar a la política para lucrar y la dirijan para lograr el tan necesitado progreso y crecimiento económico que tanta falta le hace a la entidad. Ha llegado el momento de acabar con la hegemonía priísta que ha mantenido al estado de México sumido en la miseria, azotado a diario, y cada vez más, por la violencia, ultrajado por la delincencia y saqueado por el partido en cuestión.

Inundaciones, feminicidios, robos de autos, asaltos, homicidios, ejecuciones, miseria, marginación, ignorancia, dolencia, miedo. Todo esto a causa de los malos gobiernos priístas. Desigualdad, recelo, inseguridad, corrupción, escasa democracia. Todo esto a resultas del PRI. ¿De verdad creen que este partido merezca otra oportunidad?; ¿de verdad creen que vale más malo por conocido que bueno por conocer?; ¿de verdad están a la venta su dignidad, sus derechos políticos, su voluntad?

No será fácil vencer al PRI. Sobre todo, porque Televisa, esa empresa encargada de manipular masivamente, esa fábrica de embustes, de embrutecimiento colectivo, estará del lado del tricolor. Sin embargo, nada es imposible. Y, claro, la lucha debe seguir.

Ni un voto al PRI este 3 de julio. A crear conciencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario