Páginas vistas en total

martes, 12 de julio de 2011

Murió Bin Laden. No se hizo justicia, se cometió un asesinato



H. E. Cavazos Arózqueta
(@HECavazosA)


¿Cesará la paranoia colectiva provocada por el terrorismo y la guerra contra éste tras la muerte de Bin Laden? No lo creo. Los pasajeros seguirán quitándose los zapatos en los aeropuertos de Estados Unidos y el mundo. Pastas de dientes, champúes y demás artículos de aseo personal tendrán que depositarse en bolsas de plástico para poder ingresar a las salas de espera. Pero, sobre todo, seguirán cayendo, abatidos por las balas, seres humanos en el Medio Oriente a resultas de la guerra que inició el ex presidente norteamericano George W. Bush para combatir el terrorismo. 

¿Combatir el terrorismo o ejercer acciones imperialistas?

Sin embargo lo que más me alarma es, en primer lugar, que el pueblo "gringo" celebre el asesinato de un ser humano; en segundo lugar, que un premio Nobel de la paz se vanaglorie de la ejecución de una persona; y en tercer lugar, que el presidente de Estados Unidos llame "hacer justicia" a un crimen. Sí. A Osama Bin Laden no lo procesaron jurídicamente, lo asesinaron. Y asesinar a quien sea constituye un acto atroz y criminal; porque sin importar si se es "narco", terrorista, violador, secuestrador, etc., sobre todas las cosas se es persona. Y las personas tienen, por el simple hecho de serlo, derechos humanos, algo que el "imperio yankee" no conoce, sobre todo en Guantánamo.

Además, en esta empresa bélica iniciada por el gobierno norteamericano en 2001 para combatir al terrorismo, ¿quién es el personaje siniestro, Osama o Bush?

Otro tema indignante es el pragmatismo desvergonzado de Barack Obama, quien utilizó el asesinato de Osama Bin Laden como plataforma para iniciar su campaña para reelegirse como presidente de los Estados Unidos. Se aprovecha de la ignorancia de la clase media "gringa", a quienes ya tiene, cual brutos, festejando la muerte. Algunos dirán que los árabes celebraron los atentados del 11 de septiembre, mi madre les respondería que mal de muchos, complejo de pendejos.

No estoy a favor del terrorismo. Simplemente estoy del lado de la legalidad y el respeto a la dignidad humana y los derechos humanos de las personas del mundo.

A crear conciencia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario