Páginas vistas en total

lunes, 11 de julio de 2011

Nada ni nadie impedirá que AMLO siga avanzando




H. E. Cavazos Arózqueta
(@HECavazos)



Se ha intentado todo para evitar que el movimiento que encabeza López Obrador no ocupe la jefatura del Ejecutivo Federal: una serie de ataques que conformaban un complot, una serie de procesos ilegales en su contra para desaforarlo y así despojarlo de sus derechos políticos, una guerra sucia mediática que consistía en difamarlo y calumniarlo, utilizando los medios de comunicación masiva, entre otras cosas. Pero todos estos ataque fueron en vano, pues en 2006, Andrés Manuel, ganó las elecciones presidenciales. No obstante, contra lo que este último sí fue derrotado, fue contra un fraude electoral.



Se acerca el 2012 y una nueva oportunidad para participar en los comicios federales y, desde ahora, comienzan a reanudaras los ataques contra AMLO: ya van más de dos spots que le censuran, altos funcionarios lo atacan mediante falacias en los medios, la televisión esconde sus proezas y le quita protagonismo, la dirigencia del partido que fundó lo ha traicionado y, por último, lo han llamado a comparecer al IFE. La razón: porque el PAN lo denunció, argumentando que el Parto del Trabajo ha transmitido spots en los que el tabasqueño hace campaña prematuramente y vitupera a Felipe Calderón.



Por otro lado, el hombre que se lo debe todo, Marcelo Ebrard, ha aprobado, por mera avaricia, avidez y codicia, unas alianzas que pretenden debilitar a López Obrador para que aquél quede como candidato del Partido de la Revolución Democrática. Sin embargo, el jefe de gobierno del Distrito Federal es un hombre o muy necio o muy ingenuo o muy estúpido, pues es que en las encuestas, AMLO, le lleva mucha ventaja. También, en los municipios a donde no llegan los encuestadores, votarán por AMLO. Y es muy probable que en Edomex, el candidato que postule Andrés Manuel, quedará en segundo. Si Marcelo Ebrard aún conserva un poco de sensatez, debería aliarse con López Obrador, permanecer leal y esperar las elecciones en 2018.



Y, por si fuera poco, esto no lo es todo: ahora el IFE, que se supone que es un organismo autónomo, ha mostrado que está al servicio de la mafia del poder. El Instituto Federal Electoral en más de una ocasión ha demostrado que ejerce sus funciones sólo en beneficio de los canallas que se han encargado de destruir a este país. Esto se demuestra en los spots que le permiten a Peña Nieto transmitir, como el de la entrevista con Lucerito, el de la Suburban en mangas de camisa, el de los 600 compromisos cumplidos, etc. ¡Y qué decir de los spots que promueven e intentan justificar y mentirle al pueblo diciendo que se está ganando la guerra fallida de Calderón! Es verdaderamente indignante. Porque AMLO enumera su proyecto de nación y ya cometió un delito, y los otros demagogos mienten y no hay ningún problema.



La oligarquía embiste violenta y repetitivamente contra Andrés Manuel López Obrador utilizando todas sus armas: a los medios de comunicación, a la iglesia, al ejercito, a los banqueros, a las grandes corporaciones, a los líderes sindicales corruptos, a políticos y ex políticos criminales, etc. No obstante, el movimiento que encabeza AMLO se está fortaleciendo y viene impulsado por el anhelo de millones de transformar a México. Consecuentemente, nada ni nadie impedirá que dicho movimiento avance. Y seguirá avanzando. Arrasará con todos los obstáculos y superará todos los problemas que se le presenten. Por eso hay que seguir, fuertes, unidos, trabajando juntos, creando conciencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario