Páginas vistas en total

martes, 12 de julio de 2011

Quizá Felipe Calderón se apunta a MORENA



H. E. Cavazos Arózqueta 
(@HECavazosA)

Felipe Calderón, aparte del apellido, heredó de su padre, el Sr. Luis Calderón Vega, hombre admirable y fundador del PAN, el odio al Partido Revolucionario Institucional. 

Y es que el Partido Acción Nacional representó a la oposición durante más de seis décadas. Sus fundadores, entre ellos el literato y orador Calderón Vega, manifestaron su repudio hacia el PRI en más de una ocasión.

Estoy seguro de que el padre de Felipe de Jesús Calderón Hinojosa no querrá que este último, su hijo, el titular del Poder Ejecutivo Federal, sea quien le abra la puerta de Los Pinos al PRI y que, consecuentemente, le ceda la banda presidencial a un priísta.

A lo largo de este sexenio, el mandatario de la República ha demostrado en diversas ocasiones su repudio hacia el partido tricolor: trabas a reformas, traición a acuerdos, alianzas partidistas entre Acción Nacional, partido en el que milita, y el de la Revolución Democrática, partido que lo desconoció como presidente.

Ayer, a pesar de que presidencia, acto seguido, lo negó, la secretaria general del PAN, Cecilia Romero, declaró que Calderón Hinojosa urgía a la dirigencia nacional de su partido a mantener la alianza con el PRD para contender en la próxima elección de Edomex.

El inquilino de Los Pinos quiere acabar con la maquinaria priísta; no quiere cederle la estafeta presidencial a, probablemente, Enrique Peña Nieto. Prefiere, en mi opinión, cedérsela a cualquier otro, incluso, a Andrés Manuel López Obrador.

La izquierda sabe de lo que es capaz el Sr. Felipe de Jesús cuando desea acabar con un enemigo. Cómo olvidar la frase: López Obrador es un peligro para México. Y ahora los que deben temblar son los priistas. La próxima guerra sucia irá contra el Revolucionario Institucional.

¿Por qué digo que quizá Felipe Calderón se apunte a MORENA?

Porque Acción Nacional no tiene un candidato fuerte a la presidencia y, por lo tanto, hasta el momento el único que podría darle batalla al PRI es Andrés Manuel López Obrador. Y si tomamos en cuenta que el gobierno federal se encargará de desinflar, debilitar, a la maquinaria priísta, el beneficiado será el candidato que ocupa el segundo lugar en todas las encuestas, es decir: AMLO.

Parece esto un disparate. Ya veremos qué sucede. Mientras tanto, a crear conciencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario