Páginas vistas en total

lunes, 11 de julio de 2011

Si la guerra no encuentra solución, debe haber legalización




H. E. Cavazos Arózqueta
(@HECavazos)



En los últimos años se ha debatido, principalmente, sobre ciertos temas polémicos: el aborto, las adopciones homoparentales, los matrimonios homosexuales, la eutanasia y la legalización de, ya sea algunas o todas, las drogas. Este último será el tema que trataré más adelante.


Hoy en día todos los mexicanos vivimos una trágica y desgraciada realidad bélica; el 11 de diciembre, el jefe del Poder Ejecutivo, con afán de legitimarse, inició una guerra contra el crimen organizado que ha provocado la muerte de más de 28 000 mexicanos.


Esta disputa entre el Estado y "El Narco", está generando, día a día, un terror entre los ciudadanos, que está terminando con su libertad, dignidad y, en ocasiones, con sus vidas. Hoy, por ejemplo, en el norte del país, la gente huye hacia el norte o no sale de sus casas con tal de no cruzarse con una balacera.


Otro grave problema que se puede apreciar en esta terrible guerra, es que la mayoría de los mexicanos que han muerto son pobres; pues a falta de oportunidades, empleos, que hay en el país, la gente menos favorecida se une al ejercito o al narcotráfico.


En el país hay municipios, estados, que ya están gobernados por el narco; en los lugares en que los políticos se oponen, éstos pierden sus vidas; ejemplo de esto serían las muertes, secuestros y atentados contra jueces, alcaldes, ex alcaldes, gobernadores, ex gobernadores, etc. Y un país cuyo territorio está controlado por un poder superior al de su gobierno, se le llama Estado Fallido.


México es un ejemplo perfecto de un Estado Fallido, pues el monopolio de la fuerza, el control del territorio, la coerción y coacción sobre los ciudadanos, no la tiene el Estado, sino la tiene el crimen organizado. Y este problema se tiene que solucionar imperativamente.


Por eso la propuesta es legalizar la droga. Algunos dirán que eso no terminaría con el narcotráfico y, en efecto, no lo hará. Sin embargo, sí terminaría con los sicarios. Y es que estando el crimen organizado en paz, solamente se ocuparían de traficar y no de disputarse los territorios, pues el control total de la producción de droga sería del Estado.


Algunas razones por las cuales se debería legalizar la droga son:

1.- Si el aborto se despenalizó con el argumento de que las mujeres tenían derecho total sobre su cuerpo, ¿por qué no habría de tener la persona el derecho de envenenarlo si lo tiene para cercenarlo o, para algunos, para extinguir una vida?

2.- Si en los países donde se prohibió el alcohol, al permitirlo nuevamente, no se notó un mayor consumo, ¿por qué si se legalizara la droga habría de consumírsele en mayores cantidades?

3.- La droga es sumamente adictiva, por lo que el drogadicto ha de seguirla gconsumiendo sea ésta legal o ilegal; ¿por qué creen que la ilegalidad de las drogas provoca que la gente se abstenga de consumirlas?

4.- Hoy en día se combate a los cárteles de las drogas con el propósito de terminar con el consumo y la producción de éstas con la finalidad de tener un país más sano; ¿la salud de los mexicanos vale más que la vida de los que la han perdido o de los que en un futuro han de perderla en esta absurda guerra?


Este país, solamente mediante la paz, podrá crecer económicamente y progresar. Es evidente que se necesita un cambio drástico, una revolución de las ideas; gobiernos conservadores nos han mantenido en un México donde en vez de paz, hay guerra; en un México donde en vez de justicia, hay desigualdad; en un México en donde en vez de reinar el imperio de la ley, reina la impunidad. Debemos darnos cuenta de esto, debemos crear conciencia: por un cambio, por un México mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario