Páginas vistas en total

jueves, 11 de agosto de 2011

Efraín Bartolomé no está tan solo




H. E. Cavazos Arózqueta
(@HECavazosA)

En el México rojo, bélico, el de la guerra de Calderón, dos bandos libran una batalla que ha derramado sangre, propagado el miedo, la dolencia, la desesperación. Ambos bandos son malos. Los dos están repletos de hijos de la chingada. Y ya nos cansamos de ellos. Seguimos estando hasta la madre.

50 mil muertos, desapariciones forzadas, inseguridad; violencia; marginación; miseria; crisis política, económica y social; ejecuciones; asesinatos; arraigos; extinciones de domingo; allanamientos. Esta es la tragedia nacional; esto es nuestro país el día de hoy.

Ni la soberanía nacional ni la dignidad popular se respetan bajo este régimen que se impuso y trajo consigo muerte, debacle, corrupción, desempleo y mierda.

Se violan los Derechos Humanos de manera desvergonzada. ¿Dónde están la dignidad, la paz, la libertad, el progreso, la justicia, la equidad, la fraternidad, la igualdad?

Hoy el poeta Efraín Bartolomé fue víctima de esta ignominia de gobierno, de esta inhumana realidad. El terror tocó a su puerta. Violaron sus Garantías Individuales, las de su esposa, sus vecinos. Él y su mujer buscaron ayuda. Nunca llegó. Los ignoraron. Les fallaron las autoridades, la policía.

Y el poeta se sintió solo. Se preguntó: ¿de verdad estamos solos?

Yo creo que no estamos tan solos. Ya somos muchos los que queremos arrancar a este problema de raíz. Somos demasiados quienes seguimos estando hasta la madre de tanta violencia, de tanta muerte, del mal gobierno. Debemos unirnos. Demostrarle a nuestros gobernantes ineptos, negligentes, corruptos, fantoches y prepotentes que el pueblo de México no los quiere, porque lo han lastimado, porque le han fallado; que el pueblo mexicano necesita cambio, paz y progreso. Sólo así creceremos. A crear conciencia.

4 comentarios:

  1. Cavazos: Si, es cierto no están tan sólo, por ahora tiene un poquito de compañía, lo cual en las actuales circunstancias es mucho, son como los granos arena son pocos hasta que se van reuniendo y forman mares.
    Una disgreción, la policía que no acudió al llamado de la esposa de Efraín Bartolomé está bajo el mando de Marcelo Ebrard, y esa policía, si, como lo dices: la Policía del DF lo dejó solo, lo dejo en manos de la "Policía" y/o el "Ejército" del Sr. F.Calderón.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Dr. Sladogna:

    Agradezco su comentario. Y concuerdo con Ud.: los que estamos con el poeta Bartolomé, de granos de arena seremos mares.

    En relación con lo de la policía, pues también mal por ellos, y por Ebrard y por Mancera y por todos los que tuvieron que ver con esta atrocidad.

    Saludos y un abrazo

    ResponderEliminar
  3. No tan anónima, mi nombre es Patricia González, para comentarle que a pesar de que las televisoras han tratado de aislar al poeta, soy parte del grupo que acompaña a usted y a Efraín Bartolomé, soy un grano de arena más que trata de crear conciencia.

    ResponderEliminar
  4. Patricia:

    En primer lugar, le agradezco que haya leído y comentado. En segundo lugar, tiene me alegra que sigamos sumando conciencias.

    Le mando un abrazo.

    ResponderEliminar