Páginas vistas en total

jueves, 29 de septiembre de 2011

Las posibilidades de Beltrones



H. E. Cavazos Arózqueta
(@HECavazosA)

Según la tendencia electoral, el partido que se perfila como favorito a los comicios federales de 2012 es el PRI. Dos priistas se disputan la candidatura presidencial: el ex gobernador del estado de México, Enrique Peña Nieto, y el senador Manlio Fabio Beltrones Rivera; el primero es, sin duda, el favorito; el segundo, según yo, la mejor opción.

No soy priista. Jamás lo he sido. Sin embargo, a causa de que todo indica de que el regreso del Revolucionario Institucional a Los Pinos es inexorable, me gustaría que el próximo presidente sea el menos peor de los precandidatos del tricolor, en este caso, el señor Beltornes.

Y es que en Peña Nieto veo el logo de Televisa; la ignorancia; la trivialidad; la miseria, la inseguridad y la decadencia del estado de México; el enriquecimiento ilícito de Arturo Montiel; la corrupción; la impunidad; el caso Paulette; La Gaviota; la Lucerito; la frivolidad; la ineficacia; el cínico embuste del Nuevo PRI; el ultra conservadurismo del Opus Dei; lo más corrupto de la cúpula clerical de México; el Grupo Atlacomulco; entre otras cosas.

En Manlio Fabio veo a un político que bien podría darle una cátedra de maquiavelismo a Nicolás Maquiavelo; a un priista sin máscaras y sin cuentos de la nueva generación –que son peores, porque salieron igual de corruptos, pero más ineptos –; a un hombre con una trayectoria política prolífica; rodeado de leyendas, mitos y verdades; a un genuino ejemplar del ‘dinosaurio’ del PRI; a un ciudadano con fama de mafioso; a alguien con virtudes y defectos; a un pillo y ‘colmilludo’ de la ‘grilla’.

Pareciera ser que mi ‘gallo’ dentro del Partido Revolucionario Institucional –nada más en este caso, ya que yo soy lopezobradorista –no tiene ninguna posibilidad de vencer a Peña Nieto en la contienda por la candidatura priista a la Presidencia de la República. No obstante, considero que, si bien casi nulas, aún tiene posibilidades.

A resultas de que el multicitado partido aún no define el método que utilizará para definir a su candidato presidencial, entre los que pudiese elegir, existen algunos que podrían beneficiar al senador; por ejemplo, una elección cerrada a la militancia del PRI; ¿por qué? Porque la mayoría de los priistas militantes que conozco lo prefieren a él sobre al ex mandatario mexiquense. La popularidad de Peña Nieto se sostiene en una masa conformada por hordas de ignorantes, frívolos, analfabetas políticos, mujeres soñadoras, fans de La Gaviota y priistas del estado de México. También, si los consejeros del Revolucionario Institucional eligiesen al candidato. Esta segunda opción es mucho menos probable; primero, porque muchos de estos están con Enrique; segundo, porque no creo que se elija esta opción Otro ejemplo sería si se repitiera la historia: creo que ningún ex gobernador del estado de México ha logrado obtener la candidatura presidencial, y casi todos la han buscado. Las estadísticas normalmente no fallan; empero siempre hay una primera vez.

En política todo puede suceder. Nada está escrito. Y Manlio Fabio Beltrones, en mi opinión, también tiene posibilidades de ser Presidente de la República. Ojalá y no suceda. Pero, insisto, si el PRI, inexorablemente, regresará al poder, que regrese, por lo menos, con un político de verdad, y no con un producto de la televisión sin sensibilidad política ni propuestas ni conciencia social ni inteligencia. A crear conciencia.

4 comentarios:

  1. Humberto tu lo escribiste "En política todo puede suceder" no pierdas la esperanza, por ahí AMLO da la sorpresa.

    ResponderEliminar
  2. Estoy completamente de acuerdo con Ud., Jorge. Y ojalá que así sea.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Muy buen articulo Beto

    ResponderEliminar