Páginas vistas en total

martes, 6 de septiembre de 2011

Marcelo Ebrard, ¿salado o inoportuno?



H. E. Cavazos Arózqueta
(@HECavazosA)

El domingo 31 de julio, ante la presencia de diversos líderes de izquierda, como Jesús Ortega, Jesús Zambrano, Manuel Camacho Solís, gobernadores como Ángel Aguirre, de Guerrero, y Mario López Valdez, de Sinaloa, entre otras personalidades de la clase política, se presentó el movimiento Demócratas de Izquierda en el World Trade Center de la Ciudad de México.

Convocados por la corriente perredista Nueva Izquierda, también conocida como ‘Los Chuchos’, al evento acudieron alrededor de 2 mil simpatizantes. La mayoría de ellos ajenos a corrientes lopezobradoristas.

A un año de los comicios federales, la presentación del movimiento Demócratas de Izquierda, aunque Ebrard lo negó, en mi opinión, fue nada más y nada menos que el ‘destape’ formal del Jefe de Gobierno del Distrito Federal, quien contiende, junto con Andrés Manuel López Obrador, por la candidatura de las izquierdas a la Presidencia de la República.

Un día después del acto proselitista en cuestión, Marcelo Ebrad estaba en boca de la gran mayoría de los mexicanos; pero no a resultas de que se había creado el movimiento Demócratas de Izquierda que se conformó para apoyarlo en la búsqueda de la candidatura presidencial, sino a causa de que la revista Quién dio a conocer, con todo y foto en su portada, el noviazgo entre el mandatario capitalino y la ex embajadora de Honduras, Rosalinda Bueso.

Meses después, el día que la encuestadora nacional GEA-ISA informa que Ebrard Casaubón supera a López Obador por 19 puntos, aquél destituye al Secretario de Desarrollo Social del Distrito Federal, Martí Batres. Y no sólo esto: también, el mismo día en que una encuestadora pone a Ebrard por encima de AMLO, se publica una foto en la que se aprecia a Loret de Mola, “felizmente” casado, saliendo junto con Laura G de una cabaña. Tanto esta última, como la noticia de la destitución de Martí, opacaron a aquella sobre los sorprendentes resultados arrojados por la encuestadora GEA-ISA en los cuales figura Ebrard arriba de Andrés Manuel.

Malas decisiones y mala suerte de Marcelo han provocado que las notas sobre sus aspiraciones presidenciales sean opacadas por otras mucho más polémicas e impactantes. Hoy, los ebrardistas no celebran, como deberían celebrar, que por primera vez su ‘gallo’ supera a AMLO en una encuesta, tal vez, porque ni se enteraron de esa noticia, quizá, porque no se la crean. Pero eso sí, lo andan defendiendo contra quienes lo atacan por haber cesado a Batres, o se burlan y molestan a Loret de Mola por haberle sido infiel a su esposa.

Ni modo. Quizá sea porque ‘El Carnal’ está salado; tal vez porque sea inoportuno. No sé- Yo sólo pretendo crear conciencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario