Páginas vistas en total

jueves, 13 de octubre de 2011

Ebrard sabe que los izquierdistas nunca lo elegirían



H. E. Cavazos Arózqueta
(@HECavazosA)

Marcelo Ebrard Casaubón, Jefe de Gobierno del Distrito Federal y aspirante a la Presidencia de la República, ha definido la estrategia que empleará para ganarle a Andrés Manuel López Obrador la disputa por la candidatura presidencial del PRD, PT y los movimientos Ciudadano y Regeneración Nacional: persuadiendo a todo el electorado, menos a los electores de izquierda, que él debe ser el candidato, por paradójico que suene, izquierdista.

Esto último ha devenido en una especie de traición ideológica del ‘Carnal’ hacia todos los ciudadanos progresistas que lo eligieron a él como mandatario capitalino y hacia aquél que le rescató su carrera política y lo dotó de popularidad y prestigio, López Obrador. Y es que Ebrard, no conforme de distanciarse, ha pretendido lucrar políticamente planteándosele al elector como una opción completamente distinta que ellos, a quienes les debe los logros más importantes que ha alcanzado como político; es decir, al lopezobradorismo.

Ahora que se pasea junto con Felipe Calderón y Norberto Rivera, ¿recordará la indignación de quienes luego de haber votado por él rugían en el Zócalo ¡fraude, fraude, fraude!?; en estos días que abraza y le besa las manos a quien, hace algunos años, decía que no reconocía como presidente, ¿pensará en lo que están pasando las víctimas de la guerra contra el narcotráfico?; ¿de verdad se habrá olvidado Marcelo Ebrard del pueblo que lo llamó carnal, hermano, y lo hizo Jefe de Gobierno del Distrito Federal? Y es que ahora pretende crear su plataforma electoral con todos, menos con quienes lo hicieron lo que ahora es.

A causa de lo expuesto, Marcelo no quiere que sean los izquierdistas quienes elijan al candidato presidencial de la izquierda. Porque ese sector del electorado está con Andrés Manuel; porque la ambición del pueblo libre y consciente no se cambia por pragmatismo vil y mezquino; porque los principios y los valores de la izquierda valen mucho más que una aspiración, una victoria, política. A resultas de esto último, Ebrard buscará que sean los priistas, los panistas, los apolíticos, los independientes, quienes decidan quién debe ser el candidato del PRD; porque esa parte de la sociedad no vivió el fraude; no forma parte de la Resistencia Civil Pacífica; y, sobre todo, le importa poco la izquierda de México.

No hay comentarios:

Publicar un comentario