Páginas vistas en total

viernes, 7 de octubre de 2011

Le podrían jugar chueco a AMLO



H. E. Cavazos Arózqueta
(@HECavazosA)

Debo insistir que me preocupa que el método que definirá al candidato presidencial de los partidos de izquierda serán las encuestas; en primer lugar, porque estas últimas carecen de credibilidad; en segundo lugar, porque las encuestadoras no tienen la capacidad para reflejar la opinión de las inmensas mayorías; y, por último, en tercer lugar, porque normalmente los resultados suelen favorecer a quienes gozan de mayor presupuesto, y no necesariamente a quien cuenta con mayor simpatizantes.

Otro factor alarmante en cuanto a la definición del candidato del Partido de la Revolución Democrática, del Trabajo y de los Movimientos Ciudadano y Regeneración Nacional, es la creciente polarización dentro de la izquierda. Los lopezobradoristas cada vez se distancian más de los chuchos, y los amalios vienen tomando fuerza. Esta situación en nada le favorece a la izquierda, pues puede acabar por dividirla.

Ahora, ¿qué sería lo peor que podría pasar entre Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard Casaubón? Sencillo: que se dé una fractura tan grande y violenta entre ellos, que los impulse a ambos a aparecer en la boleta electoral el próximo año. Para que esto suceda, basta que chuchos, carnales y amalios le jueguen chueco a AMLO en el proceso de definición del candidato de las fuerzas progresistas, para que aquél mande al carajo al Sol Azteca y se postule bajo las siglas de morena, PT y MC.

¿Cómo podrían jugarle chueco las tribus anteriormente enlistadas a Andrés Manuel? Un ejemplo: 1.- que Marcelo Ebrard contrate a GEA/ISA, la única encuestadora cuyos resultados le favorecen dentro de la izquierda y en cuanto a las preferencias de la población en general; 2.- que AMLO le pida a Mitofsky, en la cual aventaja al mandatario capitalino entre las preferencias de los izquierdistas y de la población en general y cuyos resultados son muy similares al resto de los arrojados por las demás encuestadoras, con excepción de la que probablemente contratará, como se dijo antes, el Jefe de Gobierno, que se encargue de su encuesta; 3.- que, como es de esperarse, a causa de que los resultados sean drásticamente distintos, la decisión se vaya al Comité Ejecutivo Nacional del PRD, dominado por chuchos y amalios y decidan que el candidato es Ebrard Casaubón.

Espero que esto ni se esté orquestando ni que de verdad existan posibilidades de que ocurra. Pero en estos tiempo vale la pena expresarlo todo. Y a resultas expongo una ligera sospecha de que los chuchos pudiesen jugarle chueco, como lo han hecho en tras ocasiones, a Andrés Manuel López Obrador. Ojalá y no suceda. Pero si llegara a suceder, quizá sería buen momento para que AMLO le dejara al PRD todos los vicios, toda la basura que se ha ido recolectando y almacenando a lo largo de la historia de la izquierda mexicana, y que se separara, junto con el Movimiento Regeneración Nacional, para que éste se convierta en nueva opción para los izquierdistas: un movimiento sin tribus, sin políticos carentes de nivel político e intelectual, conformado por el sector del pueblo más libre y consciente, y conducido por el mejor líder izquierdista que hemos tenido en las últimas décadas.

A crear conciencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario