Páginas vistas en total

jueves, 3 de noviembre de 2011

Que la izquierda no se fracturará; pero creo que la historia no terminará ahí


H. E. Cavazos Arózqueta
(HECavazosA)

Las izquierdas han pactado que contenderán conformando una coalición total en los próximos comicios federales de 2012. Dicha coalición será conformada por el Partido de la Revolución Democrática, el Partido del Trabajo, Movimiento Ciudadano y el Movimiento Regeneración Nacional. Es decir, las fuerzas progresistas de México han acordado participar unidas, sin posibilidad de ruptura, en las elecciones federales y en la de Distrito Federal.

Dicho pacto contiene, por el simple hecho de que Morena haya participado en él, la voluntad de AMLO; por lo que se podría deducir que este último no pretende fracturar a la izquierda en 2012. Es decir, que de no resultar ganador en la encuesta que se levantará este fin de semana para definir al candidato presidencial izquierdista, López Obrador acatará el resultado y apoyará a Marcelo Ebrard Casaubón. Esto último va en contra de la hipótesis de diversos analistas que aseguraban que Andrés Manuel, en caso de que perdiese la candidatura perredista, iba a participar como candidato del PT y MC. Ahora todo indica que eso no sucederá, pues estos dos partidos pactaron, como se dijo anteriormente, con el PRD en ir en coalición total.

Ahora bien, se supone que el 15 de noviembre la coalición en cuestión tendrá candidato. Sin embargo, me parece absurdo que quien resultara ganador de la candidatura del PRD, PT, MC y Morena no realice precampaña. En otras palabras, si las izquierdas definiesen a mediados de este mes a su abanderado presidencial, este último se vería impedido en aparecer en los medios del 18 de diciembre al 14 de febrero. Y si Andrés Manuel o Marcelo habrán de contender contra Enrique Peña Nieto, el candidato de la tele, más les ha de valer sacarle provecho a la precampaña y aparecer en los medios de comunicación.

A resultas de lo previamente expuesto, no me parece descabellado pensar que el 15 de noviembre no terminará la historia de la definición del candidato presidencial de las fuerzas progresistas. Creo que Marcelo Ebrard Casaubón y Andrés Manuel López Obrador saben perfectamente cuál de ellos se encargará de la búsqueda de la Presidencia, y quién se ocupará en no perder el Distrito Federal. Por lo que infiero en que el mandatario capitalino, a partir del día en que se publiquen los resultados arrojados por las encuestadoras encargadas en definir al candidato presidencial, llevará a cabo un papel como el de Manlio Fabio Beltrones, el de un precandidato de ‘chocolate’ cuya función será la de abrirle a su “rival” las puertas de los medios de comunicación durante la precampaña.

Así veo las cosas dentro de la izquierda el día de hoy. A crear conciencia.

1 comentario:

  1. Sólo con una izquierda unida se puede cambiar el rumbo de México. http://fundacionequipo.org/w/

    ResponderEliminar