Páginas vistas en total

martes, 17 de enero de 2012

Mancera y AMLO



H. E. Cavazos Arózqueta
(@HECavazosA)

Este año, ante la escalada de violencia que aqueja al país, el tema de la seguridad debe ser cuestión primordial durante las campañas políticas. Y a resultas de esto último, considero que el ex Procurador General de Justicia del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, quien se desempeñó en su cargo de manera ejemplar, haría, además de una gran campaña como candidato izquierdista al GDF, un extraordinario equipo con Andrés Manuel López Obrador.

Porque para que AMLO gane la elección presidencial, deberá incursionar en el mercado electoral que le ha cerrado las puertas desde el conflicto postelectoral de 2006 suscitado a causa de unas cuestionadas elecciones presidenciales; me refiero al sector electoral conformado por las clases medias, los indecisos y los electores independientes. Y Mancera puede fungir como “Caballo de Troya” en este asunto; y es que el otrora procurador capitalino cuenta con el total beneplácito de los electores mencionados; y por esto, podría conseguirle al tabasqueño el respaldo de la multicitada masa electoral.

Por otro lado, el Dr. Mancera cuenta con el respaldo de las cúpulas izquierdistas, mismas que en los últimos años han fracturado, dividido y fragmentado a la izquierda mexicana. Tanto Marcelo Ebrard como López Obrador lo apoyan; todos los mexicanos le reconocen su trayectoria y méritos, como el de mantener a la capital de la República segura, cosa que hace una década parecería algo utópico e imposible. Además, muchas encuestas lo han posicionado como puntero entre los demás aspirantes al GDF; y, por último, es un ciudadano que no encarna la izquierda rijosa, radical y  confrontante, que tanto ha asustado a muchos ciudadanos.

Evidentemente la izquierda que lamentó la muerte del dictador Kim Jong-il, llamándolo camarada, se opondrá a que Miguel Ángel Mancera resulte candidato de las izquierdas al Gobierno del Distrito Federal; cosa que no me parece un problema, sino todo lo contrario: esto sólo representa que el ex procurador encarna a un político izquierdista antitético al tirano norcoreano, es decir: una izquierda democrática y moderna, y no una anacrónica e inhumana.

Dicho esto, celebro que alguien como el Dr. Mancera aspire, con mayor posibilidades de triunfo que el resto de sus adversarios, en mi opinión, a la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal; pues, como dije antes, aparte de que su candidatura al GDF beneficiaría a la presidencial de Andrés Manuel, también estoy convencido de que de resultar candidato, la capital de la República se mantendría siendo una ciudad de izquierda, y no priista.

 A crear conciencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario