Páginas vistas en total

sábado, 28 de enero de 2012

Si contra alguien se debe ir la izquierda, es contra el, o la, panista



H. E. Cavazos Arózqueta
(@HECavazosA)

En diversas entregas he sostenido que la única posibilidad existente para que Enrique Peña Nieto no obtenga la victoria electoral este primero de julio en la elección presidencial, es si Andrés Manuel o el, o la, panista, logran posicionarse, a finales de mayo, en un segundo lugar sólido e incuestionable.

Y es que sólo con uno de los candidatos de los partidos principales rezagado inexorablemente en el tercer lugar, podría permitir que aquél que se encuentre en segundo capitalice los votos ‘antiPRI’. Por lo tanto, insisto, la primera batalla electoral que se debe librar al inicio de la campaña presidencial, es la disputa por evitar el tercer lugar.

Por otro lado, también se debe tomar en cuenta que tanto Acción Nacional como el Revolucionario Institucional, a causa de la campaña de desprestigio que empleó el duopolio televisivo contra López Obrador, al día de hoy pareciese ser que cuentan con la mayoría de los votos potenciales de las clases medias. Por lo que no debemos olvidar que los votos que pierde el PRI, se van al PAN, y viceversa.

Del mismo modo, considerando que en el afán del titular del Ejecutivo Federal, Felipe Calderón, por evitar a toda costa el retorno del tricolor a Los Pinos, habrá un financiamiento fuerte a favor del candidato blanquiazul durante la campaña presidencial. Y el fortalecimiento de este último debilitará a Enrique Peña Nieto y, si la tendencia mantiene a AMLO y a cualquiera de los panistas en un empate técnico, a aquél también.

A resultas de lo expuesto, infiero que la mejor idea que podría tomar la izquierda es concentrarse en debilitar a los precandidatos panistas a la Presidencia; pues hoy la pelea debe ser entre los izquierdistas y los blanquiazules; por el momento, hay que decirlo, no dan la altura, ni los de Acción Nacional ni el de la coalición Movimiento Progresista para pelear con Peña Nieto; consecuentemente, creo que vale la pena que el izquierdismo reflexione y se percate de que atacar al ex mandatario mexiquense es suicida, pues beneficia al panismo.

A crear conciencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario