Páginas vistas en total

martes, 28 de febrero de 2012

Del empate entre Vázquez Mota y AMLO



H. E. Cavazos Arózqueta
(@HECavazosA)

Hoy apareció publicada una encuesta de Covarrubias y Asociados en el periódico digital SDPnoticias.com; el estudio es interesante, ya que confirma lo que todos sabíamos: que en la carrera presidencial Enrique Peña Nieto es el precandidato con mayores posibilidades de llegar, junto con el PRI, a Los Pinos; que la gran mayoría de las casas encuestadoras mienten al pretender mostrar a Andrés Manuel en tercer lugar; y que, al día de hoy, entre el tabasqueño y Josefina Vázquez Mota hay un empate técnico.

Sobre el empate técnico entre Andrés Manuel López Obrador y Josefina Vázquez Mota, se pueden decir dos cosas, dos hipótesis antitéticas: que esta situación de preferencias electorales beneficia tanto al izquierdista como a la panista, o que el hecho de que ninguno de estos dos aspirantes a la Presidencia haya logrado hasta el momento posicionarse en un segundo lugar sólido e indiscutible favorece a Enrique Peña Nieto.

Y es que hay quienes creen, encontrándome yo entre ellos, que para que el primero de julio el PRI, el partido favorito según todas las encuestas, no obtenga la victoria, la elección presidencial debe polarizarse, para que aquél que se encuentre por debajo del ex mandatario mexiquense lograse capitalizar los votos de indecisos e independientes, así como los votos útiles contra el retorno del ‘dinosaurio’ tricolor.

Si embargo, por otro lado, existe también la postura que afirma que la elección presidencial debe ser una contienda entre tres para que Josefina Vázquez Mota o Andrés Manuel López Obrador puedan salir victoriosos; ya que, aseguran quienes defienden esta hipótesis, si se polarizara la contienda electoral, los votantes de izquierda o panistas, en el caso de que su candidato se rezagase en el tercer lugar, destinarían su voto al PRI, a causa de que éste, según algunos estudios, representa la segunda opción para ambos sectores del electorado.

En conclusión, creo que, a resultas de que aún hay tiempo para que la elección presidencial se polarice, considero que es buena noticia que nos enteremos que aún existe la posibilidad para que se den los dos supuestos, aunque estos sean antitéticos, que posibilitarían la alternancia partidista en México, o evitarían el retorno del autoritario Revolucionario Institucional, el partido que instauró por más de 70 años lo que Vargas Llosa llamó ‘La Dictadura perfecta’.

No cabe duda que será una elección presidencial interesante; esperemos que prevalezca la democracia. Y que gane el mejor. 

A crear conciencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario