Páginas vistas en total

lunes, 6 de febrero de 2012

Si se van a segunda vuelta, la gana Cordero



H. E. Cavazos Arózqueta
(@HECavazosA)

Los resultados arrojados por todas y cada una de las casas encuestadoras son determinantes: la ventaja de Josefina Vázquez Mota sobre los otros dos precandidatos presidenciales panistas es abrumadora. Todo indica que Ernesto Cordero y Santiago Creel pierden el tiempo contendiendo por la candidatura a la Presidencia de la República por el PAN; eso reflejan los números. Sin embargo, yo no creo que todo esté escrito.

Y es que aventurándome a opinar en contra de todos los números, me atreveré a hacer una afirmación tanto curiosa, como, quizá para algunos, descabellada: si este domingo la elección interna del blanquiazul para definir al candidato presidencial se va a segunda vuelta, la ganará Cordero.

Porque anoche en el debate el otrora Secretario de Hacienda le demostró al panismo algo que debería alarmar a cualquier miembro de Acción Nacional, que Josefina Vázquez Mota tuvo un desempeño paupérrimo como legisladora, incluso peor que el del boxeador de medio pelo que responde al nombre de Jorge Antonio Kahwagi Macari. Qué cosa…

Por otro lado, Cordero Arroyo, otra vez se colocó en boca de todos; víctima nuevamente del escarnio y el pitorreo folclórico mexicano, como lo fue cuando lo de los 6 mil pesos y lo de que México ya no es un país pobre, el ‘delfín’ del titular del Poder Ejecutivo de la Federación ¡no supo llamar a este último por su nombre! Y en cambio ideo una mezcla escalofriante conformada por medio Vicente Fox, y otra mitad de Felipe Calderón.

No obstante, esto último no constituye un error de fondo, serio; si elevásemos un poco la crítica, el principal problema que se manifestó durante el debate entre los precandidatos presidenciales albiazules radicó en la persona de Vázquez Mota, por su pésima forma de debatir; habla mal, y de memoria; su rostro se muestra acartonado, falso; no genera ninguna confianza; y está el problema de sus ausencias en la Cámara de Diputados, por lo que fue comparada por el peor diputado que ha pisado la cámara previamente mencionada: Kahwagi.

Por todo esto, considero que si Ernesto Cordero lograse llevar la elección interna del PAN a la segunda vuelta, tendría muchas posibilidades de ganar; en primer lugar, porque para él sería una inyección de confianza, para Josefina un balde de agua fría; en segundo lugar, porque generaría mayor confianza en los panistas que, por mero pragmatismo, apoyan a la diputada con licencia, pero que en el fondo desean que sea Cordero el candidato; en tercer lugar, porque el equipo de JVM se descarrilaría en descalificaciones hacia el proceso, y los corderistas los compararían con ‘pejistas rijosos’ que no saben perder; y ahí el panismo los dejaría haciendo berrinches solos.


Mas a pesar de todo lo expuesto, veo con pocas probabilidades que esa segunda vuelta llegue; es decir, parece ser que el Partido Acción Nacional ya tiene candidata, misma que será devorada en los debates previos a los comicios federales ¡hasta por el mismísimo Enrique Peña Nieto! Y con el carácter y el temperamento de Felipe Calderón, por haberse quedado con las ganas de que su amigo obtuviese dicha candidatura, a ver si le pasa las carretas de dinero a ‘Chepina’. Ya se verá.

Todo indica que al final la elección será, como todos lo anticipábamos, entre el ex mandatario del estado de México y Andrés Manuel López Obrador.

A crear conciencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario