Páginas vistas en total

martes, 10 de abril de 2012

La historia se repite; falta que el PAN le gane, ‘haiga sido como ‘haiga sido’, al puntero



H. E. Cavazos Arózqueta
(@HECavazosA)

Los últimos acontecimientos político-electorales que se han venido suscitando desde que inició la carrera por la Presidencial de la República, se antojan similares, si no es que casi idénticos, a los que se dieron durante el proceso electoral de 2006.

Todo comenzó cuando el candidato puntero, según todas las encuestas, comenzó a autoboicotear su virtual candidatura presidencial mediante declaraciones. Por la boca, al igual que 5 o 6 años atrás, volvía a morir el pez.

Lo que siguió fue que en el proceso de definición del candidato presidencial del partido en el poder, el precandidato de las bases venció al del Presidente, al ‘delfín’; a pesar de que se hizo todo lo posible para que esto no sucediera.

De los más frescos sucesos que manifestaron reminiscencias al 2006, fue la intromisión imprudente y visceral del titular del Poder Ejecutivo de la Federación al proceso electoral.

Luego, no podía faltar, la publicación de una encuesta de GEA-ISA cuyos resultados, drásticamente distintos al resto de ellos recientemente publicados, benefician notablemente al candidato del partido en el poder.

El último: el candidato con mayores posibilidades de triunfo, de acuerdo a todos los estudios realizados por las más importantes casas encuestadoras del país, se ha negado expresa y públicamente a participar en más debates que en los oficiales. No quiere debatir.

¿Qué sigue? ¿Polarización, aunque sea ficticia y de facto?

¿Qué más podemos esperar? ¿Guerra sucia, y más guerra sucia proveniente del partido que habita en Los Pinos?

¿En qué acabará todo esto? ¿En fraude?

Todavía es muy temprano para que cualquier ciudadano común y corriente pueda responder a esas preguntas. Sin embargo, el actual contexto político da razones de sobra para augurar ilegalidad, pluralidad de delitos electorales cometidos por todos los bandos, para variar. Ya se verá. Afortunadamente, del mismo modo, aún queda tiempo para que se den sorpresas de todo tipo, desde una victoria inesperada, hasta que el desenlace termine en una elección limpia.

A crear conciencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario