Páginas vistas en total

lunes, 29 de octubre de 2012

¿Qué saldrá a decirnos AMLO el domingo?



H. E. Cavazos Arózqueta
(@HECavazosA)

El próximo domingo, 9 de septiembre, se llevará a cabo una asamblea informativa en el Zócalo de la Ciudad de México convocada por Andrés Manuel López Obrador. Constituirá el siguiente paso de este último hacia su futuro político luego de no haber aceptado y reconocido el fallo del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, que declaró valida la elección presidencial y a Enrique Peña Nieto como presidente electo.

Fiel a sus viejas usanzas y echando mano a la fuerza de su capital político, conformada por las masas y la habilidad para movilizarlas, el tabasqueño optó por un acto masivo para dar a conocer su nueva empresa. Volverá a jugar de local dentro del marco político, en la plaza pública y ante cientos de miles, sintiéndose como pejelagarto en un pantano tabasqueño; lejos de las ruedas de prensa, los foros y las entrevistas.

Hay quienes se aventuran a especular que la convocatoria se realizó para dar un último amague de falso e imposible estallido social; otros teorizan que anunciará la transformación del Movimiento Regeneración Nacional en partido político; algunos ansían que se haga un llamado, una invitación a defender el voto en las calles; los menos esperan que reconozca el triunfo del priista, y acepte un futuro diálogo con él, así como incite a las fuerzas progresistas a emprender una oposición constructiva y severa contra el bloque prianista.

En mi opinión, el dos veces candidato presidencial instigará a sus simpatizantes a dar comienzo a una nueva forma de resistencia civil pacífica, sin afectar a terceros, dentro de las redes sociales y medios de comunicación independientes, para informar a la ciudadanía con la verdad. Impulsará una lucha contra la reinstauración del viejo régimen tricolor, mas no contra el retorno del PRI a Los Pinos; buscará la forma de unir fuerzas con el movimiento #yosoy132 en la batalla por la democratización de los medios; y luego de criticar y demostrar las precariedades y putrefacciones del sistema y las instituciones electorales, propondrá una exhaustiva reforma a la legislación electoral.

No creo que AMLO anuncie el devenir de la A. C., Morena, en partido político, porque esto en nada convendría a la izquierda electoral del país; y los dirigentes nacionales del PRD, PT y MC lo acompañarán el domingo en la Plaza de la Constitución; no creo que llame a sus seguidores a defender el voto en las calles porque en más movilizaciones se manifestaría un inevitable, aunque paulatino, debilitamiento político, pues las cosas comienzan a enfriarse. Tampoco creo que incite al estallido social, porque me parece un hombre sumamente inteligente, y no un bufón ridículo e imbécil.

Así las cosas, considero que ahora que las aguas, junto con los ánimos, empiezan a calmarse, la sensatez y el pragmatismo, que actualmente concretan un par de importantísimas herramientas para las fuerzas progresistas hacia el futuro, se encuentran más al alcance de la mano. Y se les debe utilizar. Con una visión política despejada, López Obrador optará por tomar medidas ajenas a la visceralidad y el radicalismo para afianzar un porvenir prometedor y próspero.

Ojalá y así suceda. Porque hoy y siempre necesitará este país a un líder, a un luchador social, como Andrés Manuel.

A crear conciencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario