Páginas vistas en total

lunes, 29 de octubre de 2012

Un buen futuro para AMLO



H. E. Cavazos Arózqueta
(@HECavazosA)

Difuso y ambiguo se antoja el porvenir que le depara a Andrés Manuel López Obrador. A pesar de que acto seguido de concluido el proceso electoral ha actuado de forma para muchos predecible, lo que sigue para el tabasqueño le ofrece a los especuladores políticos una inmensa gama de posibilidades para crear y plantear hipótesis. A partir del 20 de noviembre, que se definirá si se constituye el Movimiento Regeneración Nacional en partido político y concluye el sexenio de la Presidencia Legítima, podría definirse el rumbo que tomará el dos veces candidato presidencial hacia su futuro político.

La partidización del lopezobradorismo, si tuvo como impulso de germinación una patética obsesión de poder, un avaro y grotesco deseo de mamar del presupuesto, o ambas, entonces lo que le depararía a este importantísimo movimiento sería la ignominia y el vilipendio. No obstante, si el sobrevenir de MORENA en partido político tiene como intención el fortalecimiento del frente progresista, y no su división, para impedir que se aprueben reformas ajenas o adversas a los intereses de las mayorías, en ese caso, dicha decisión sería bienvenida y aplaudida por la izquierda mexicana.

Por otro lado, bien podría tener como fin la instauración de un nuevo partido 100% obradorista el inicio de la creación de una nueva plataforma electoral para impulsar una nueva candidatura de Andrés Manuel. Y del mismo modo surgen dos probabilidades. En caso de que se pretenda postular al ex Jefe de Gobierno del Distrito Federal por tercera vez consecutiva a la Presidencia de la República, eso significaría un final ridículo para la carrera política del multicitado líder y luchador social; sin embargo, si lo que se busca es candidatearlo a la gubernatura de Tabasco, entonces auguro un triunfo y un retiro de la vida pública digno de alguien de su calibre, entereza y calidad.

Dicho esto, en mi opinión, el mejor futuro que en la actualidad puede vislumbrarse en el marco político para López Obrador reside en el Palacio de Gobierno de Tabasco, en Villahermosa. Ahí, en su tierra y en su agua. El pueblo tabasqueño, siempre y cuando Arturo Núñez se desempeñe bien en el cargo, votaría felizmente por su paisano, ‘El Peje’. Y sin duda sería un extraordinario gobernador. Porque la Presidencia de la República la tuvo cerca, incluso en una ocasión la ganó, pero esta última vez se le fue. Para siempre. Y él no es Lula da Silva, que si bien contendió tres veces por la titularidad del Ejecutivo de Brasil; no obstante, cuando la ganó tenía apenas poco más de 50 años. AMLO contendría con casi 70 en 2018. Consecuentemente, infiero ha llegado el momento de que este último desista en su aspiración por llegar a Los Pinos, sin importar el futuro de MORENA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario