Páginas vistas en total

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Si no les gusta, que se vayan pa´Morena



H. E. Cavazos Arózqueta
(@HECavazosA)

Fuera máscaras. Desprovistos de pretexto alguno, los todavía integrantes del Partido de la Revolución Democrática que se hacen llamar ‘pejistas’ tienen la oportunidad de demostrarle a Andrés Manuel su lealtad.

El lopezobradorismo materializó por fin la falacia de siempre: el falso dilema pejista de toda la vida logró incorporarse en MORENA. La bifurcación ahora es palpable: o con ellos –en el Movimiento Regeneración Nacional–, o contra ellos –en el PRD, o demás partidos–. Y es hora de que legisladores y dirigentes de los partidos que conforman al frente progresista escojan bando.

Todo indica que la partidización del movimiento encabezado por AMLO no tiene como objetivo sumarle a la izquierda electoral, sino restarle. Dividir. Y la finalidad de esta empresa se antoja mezquina: ¿devendrá este proyecto en lucha legislativa real o simplemente en la plataforma electoral para que el tabasqueño impulse su tercera candidatura presidencial en 2018?

Cada quién saque sus propias conclusiones.

Indudablemente deseo éxito a lo que será el próximo partido político de López Obrador y sus más cercanos simpatizantes. Porque creo en las buenas intenciones de éste, en su perseverancia y entrega por las causas justas y los valores humanitarios. Sin embargo, no creo que jamás llegue este nuevo partido a relevar al Sol Azteca como el principal de los izquierdistas.

Por otro lado, lo expresado aquí se fundamenta, en primer lugar, en el discurso que dio el ex Jefe de Gobierno del Distrito Federal durante el Congreso Nacional de MORENA celebrado el pasado lunes 19 de noviembre. “MORENA, como partido, será diferente”, aseguró. ¿Diferente a qué? ¿Tan mal están los partidos que lo postularon como candidato a la Presidencia de la República? Y si sí, ¿y la autoridad moral? En segundo lugar están los incansables y viscerales fanáticos, que ahora no cesan en difamar a las demás agrupaciones políticas de izquierda, sobre todo al PRD.

Y sigo añadiendo: con el lopezobradorismo fuera del Partido de la Revolución Democrática, podrá este último planteársele al electorado mexicano con una nueva cara, más moderada, apegada a las instituciones y comprometida con el crecimiento de México como nación y pueblo, en armonía, reconciliación y paz. Mediante esta reivindicación política podrá este partido persuadir con acciones plasmadas en un verdadero trabajo de oposición democrática, sin tribus ni vilezas de la más baja calaña: como las tomas de tribuna, las mentadas y la rijosidad.

La primera ventana de oportunidad está a la vuelta de la equina: se cristalizará el primero de diciembre durante la toma de protesta de Enrique Peña Nieto como Presidente de la República.

Retornará Calderón al Palacio Legislativo de San Lázaro. Y ahí estará EPN también.

Si los diputados y senadores de los partidos que integran el frente progresista se conducen durante la ceremonia con civilidad, estarán disculpándose con los electores independientes, moderados y apolíticos por el zafarrancho ocasionado hace un sexenio. Sería la manifestación tácita de que un cambio dentro del partido se aproxima, una modernización, una reforma encargada en despojar de caudillos oxidados y anacronismos arcaicos que han controlado y manejado al Sol Azteca desde hace décadas. Preludio a una labor que se encargará en elevar el debate, en proponer y no silbar; en argumentar y no insultar; en trabajar y no obstaculizar.

Un PRD (también) enfocado en los jóvenes de hoy, y no (sólo) en los que lucharon en el 68 (que ya ni tan jóvenes). 

Gran idea.

Y pues quienes quieran desmadre y esto no les gusta, que se vayan pa’MORENA.

(Aunque no a todos les prometan puestos como el que le dieron a Martí. Pero la lealtad no tiene precio, ¿o sí?)

A crear conciencia. 

5 comentarios:

  1. Me sorprende que diga que no cree en que tenga la suficiente fuerza política MORENA, sobre todo por la mayoría que lo integra: los mexicanos... Los cuales no estarán dispuestos a ser parte de un Partido corrupto y mucho menos a solaparlo para hundir más a nuestro amado México.

    No demerite las acciones e ideales que tengan las personas que pertenecen a MORENA porque aún dará sorpresas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Anónimo:

      Claro que no me demerito el potencial de MORENA. Creo que crecerá, y que será fuerte. Pero considero casi imposible que supere al PRD.

      Por otro lado, ojalá y su creación vaya encaminada a fortalecer a la izquierda, y no a dividirla.

      Gracias por leer y comentar.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Si los argumentos, las propuestas y el trabajo fueran el origen de los frutos del legislativo, México sería un poco menos anti-democrático. Lo que cuenta en las cámaras (alta y baja), son los arreglos cupulares, la mayoría vota por consigna, y para beneficiar a los grupos que les permitieron llegar allí... Todo entre familia.


    En lo particular, prefiero discursos que aprovechen el micrófono para desenmascarar. Yo antes con los partidos de "izquierda", porque los considero "menos peor" cuando esté MORENA, claro que con MORENA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco el comentario, Jesús:

      Y debo coincidir contigo en lo que dices. Además de respetarte por tu decisión de irte con MORENA. Sólo le recuerdo que pronto dicho movimiento también será partido, y se desarrollará dentro las cámaras que tanto le molestan a Ud.

      Eliminar
  3. LO que sucede, estimado, que muchas personas que no pertenecemos a algún partido, nos vimos tomados en cuenta por el movimiento MORENA, sobre todo artístistas y gente que valores sociales, ahora los políticos de los mismos partidos que cobijaron a AMLO, se ven amenazados, porque sin lugar a duda somos mejores personas que ellos. Si será partido, si estaremos ahora en un partido?. Eso no lo sé, el tiempo lo dirá, yo aún estoy sorprendido que gente cercana a mí que no quería nada con partidos y política, se han identificado en este movimiento. Saludos. Y es cierto cada quien decidirá.

    ResponderEliminar