Páginas vistas en total

domingo, 27 de enero de 2013

Pemex vuelve a emparejar los intereses de AMLO y del PRI



H. E. Cavazos Arózqueta
(@HECavazosA)


Macabra concomitancia la que agitó a la opinión pública este fin de semana. Coincidieron el anuncio de una posible alianza estratégica entre Pemex y Petrobras, junto con la designación de Lázaro Cárdenas Batel como nuevo embajador de México en Cuba. Premiación política que abre la puerta al sospechosismo grillero y a las especulaciones politiqueras.

Un acuerdo tácito entre Presidencia y el cardenismo para sacar adelante la Reforma Energética que ha de promover el PRI tendría un impacto tremendo en el escenario político. Y un mal manejo de esto bien pudiese detonar el renacimiento mediático y popular de Andrés Manuel López Obrador.

Vuelven a emparejarse de manera paradójica los intereses tricolores con los obradoristas. A AMLO le conviene que el Revolucionario Institucional insista y se esmere en tumbar lo que significó la última gran conquista social del pueblo mexicano: la Expropiación Petrolera. El tabasqueño saldría a las calles, movilizaría masas en defensa del petróleo. Saldría a jugar donde mejor lo hace: en la plaza pública, en las marchas, en la protesta.

Al PRI le resultaría sumamente provechoso que López Obrador recuperara el capital político que dilapidó durante el conflicto poselectoral del año pasado. Esto agudizaría la división de la izquierda, debilitando inexorablemente al PRD, y por ende al PAN; ya que estos dos partidos planean combatir electoralmente al tricolor mediante la consumación de alianzas en todos los comicios venideros.

No sería la primera vez que AMLO “favoreciendo” al Revolucionario se saca provecho. En 2011 renació políticamente oponiéndose a la alianza que tanto PRD como Acción Nacional anhelaban llevar a cabo para contender en la elección a gobernador del estado de México. Y de ahí cogió la inercia para obtener la candidatura presidencial de las izquierdas.

A veces el destino une de manera espeluznante los intereses de Obrador y el PRI.

Así las cosas, pareciera ser que el porvenir político del Sol Azteca se viene complicando. Se les fue el lopezobradorismo, y ahora amaga con fortalecerse; luego los Cárdenas se empiezan a entender con Peña Nieto. Y el Pacto por México pende de un hilo a causa de las refriegas que ha venido ocasionando el caso Monex. Tendrá que conducirse con cautela el Partido de la Revolución Democrática; cuidándose las espaldas del fuego amigo y enemigo, que pareciera ser que está durmiendo en casa. Podría acabar en pleito con todos, hasta consigo mismo. Y esto último en nada le convendría. Sobre todo actualmente que busca y aboga por la reconciliación partidista e institucional.

El PRD se ha de enfrentar a dos genios políticos: Andrés Manuel y el PRI, que si mueven bien sus cartas ahora que prenda el debate energético, pueden empezar ganando los primeros asaltos.

Este fin de semana puso las cosas interesantes.

A crear conciencia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario